Escaleras de aluminio de calidad

Las escaleras de aluminio pueden ser de diferentes tipos dependiendo de cada necesidad. Una escalera telescópica suele ser empleada por profesionales acostumbrados a trabajar en altura y suelen tener solo un lado para subir. La escalera de aluminio extensible normalmente es segura, firme y también se utiliza para trabajar. Tanto estas como las escaleras de aluminio telescópicas son también utilizadas a nivel usuario y se encuentran muchas veces en las casas.

Escalera de aluminio extensible para casa

Una de las escaleras más recomendables para uso doméstico es la clásica escalera de aluminio extensible. Su forma te permite plegarla en forma de tijera y almacenarla en cualquier esquina. Gracias a la existencia de varias alturas, se puede utilizar tanto en pisos (para llegar a estantes altos o cambiar bombillas) como para casas (cambiar bombilla de techos altos, coger algo del tejado…). Sin lugar a duda, este tipo de escalera se puede adaptar prácticamente a todas las necesidades que vayas a tener a nivel usuario.

Generalmente, cuentan con escalones anchos y firmes. Alguna vez incluso disponen de un último escalón en donde realmente te cabe el pie entero. De esta manera, tu estabilidad está mucho más asegurada y, además, tienes el final de la escalera a la altura de tu cintura para agarrarte. Gracias a ella, no solo te asegurarás el equilibrio, sino que te podrás agarrar para notar más seguridad no solo en tu planta del pie, sino en tus manos.

Escaleras de aluminio telescópicas para fines laborales

Las escaleras telescópicas se caracterizan por ser mucho más ligeras que las de uso doméstico. Además, por norma general, también son mucho más largas, por lo que se pueden alcanzar alturas más elevadas. Esto tiene cosas buenas si eres un profesional, dado que tendrás que cargar con ella y es de fácil transporte. Por supuesto, podrás meterla en tu camioneta o furgoneta sin problema de espacio, dado que normalmente se pueden plegar y ocupan muy poco a lo ancho.

Sin embargo, si no eres un experto en el uso de escaleras y en los trabajos en altura, este tipo de escaleras no es para nada recomendable debido a que su ligereza también vuelve a la escalera mucho más inestable. Por otra parte, sus peldaños son más finos que en la escalera extensible para uso doméstico y, por lo tanto, no son cómodos si no cuentas con estabilidad garantizada por la experiencia laboral y por unas botas de trabajo adecuadas.

¿Cómo elegir una escalera de aluminio?

Permanecer mucho tiempo cargando todo el peso de tu cuerpo sobre los peldaños de una escalera telescópica con zapatillas deportivas o incluso zapatillas de andar por casa puede destrozarte los pies por completo. Deja este estilo de escalera para los profesionales que trabajen en altura. Si necesitas una escalera para tener en casa por si tienes algún apuro o que buscar algo en un altillo, opta por algo más pesado y más seguro. No tendrás que cargar con el peso de la escalera a todas horas y te evitarás posibles accidentes el día en el que sí tengas que hacer uso de ella.

Por el contrario, si estás acostumbrado a trabajar en altura, llevas una escalera en tu furgoneta siempre contigo y cuentas con un calzado de trabajo, las escaleras de aluminio ligeras son la mejor opción que puedes adquirir. Además, normalmente no solo se pliegan en forma de tijera, sino que también se pueden hacer más cortas para que, aunque te ocupe algo más a lo ancho, puedan caber a la perfección en tu maletero. Por supuesto, cuando precises subir muy alto, puedes alargar al máximo toda su longitud y elevarte sin ningún tipo de problema.